Share This Post

Noticias destacadas

¿Por qué optar por cruceros en verano?

¿Por qué optar por cruceros en verano?



Parece que cuando se habla de cruceros mucha gente suele pensar en la primavera y el otoño para hacerlos y no en el verano. Aunque esta pueda ser una buena época del año para viajar (pues todas lo son) viajar en verano tiene una serie de ventajas adicionales a la hora de hacer un crucero en las que pocas veces reparamos.

Hacer cruceros durante el verano tiene cantidad de ventajas respecto a hacerlos en otras épocas del año. Por ejemplo, durante el verano es posible hacer cruceros a lugares que en otras épocas del año son claramente incómodos como puede ser el Báltico o los fiordos noruegos. ¿Acaso no es mejor disfrutar de un suave verano noruego o finlandés que de una primavera o un otoño que difícilmente puedan merecer ese nombre entre tanta nieve y tan pocos grados?
Pero si viajar al norte en verano es no ya algo bueno, sino prácticamente indispensable, también tiene sus ventajas el hacer cruceros en el sur durante la época estival. Por ejemplo, un crucero en el Mediterráneo durante el verano nos permitirá no sólo conocer las principales ciudades de la zona como pueden ser Roma, Barcelona, Marsella o Estambul; sino también disfrutar del buen tiempo y tener la ocasión de bañarnos en playas entrañables y maravillosas como pueden ser la playa de la Barceloneta en Barcelona que, en otra época del año, sería muchísimo menos acogedora.

Los cruceros, entre lo más solicitado en verano

Además de los diferentes lugares a los que vamos y el tiempo, está el propio crucero. No hay que olvidar que los cruceros son tanto lo que vemos en las diferentes escalas, como los períodos de tiempo que pasamos en un barco que cuenta con todo tipo de lujos, desde pistas de tenis y piscinas a óperas y karaokes. Por eso, si queremos sacar todo el rendimiento al crucero, tenemos que ir por el verano. Sólo en verano podremos tomar el sol en la cubierta, jugar al tenis sin que nos caiga un chaparrón o nadar en la piscina sin que nos muramos de frío como sí nos ocurriría en primavera o en otoño.
Por otra parte, un elemento que conviene recordar, es el propio estado de la mar. Al fin y al cabo, un crucero es un viaje en barco por el mar y, como todo el mundo sabe, los días de verano suelen ser menos abundantes en tormentas y tempestades que los de otras épocas del año; por lo que si no nos gusta marearnos en el barco, el verano es sin duda la mejor opción para hacer cruceros en cualquier mar.
Finalmente, algo que no debemos olvidar es que es en verano y no en otra época del año cuando podemos hacer viajes familiares ya que, aunque los adultos podamos escoger las vacaciones con mayor o menor libertad en función de nuestro empleo, es en verano cuando los niños no tienen clase y se pueden permitir hacer un viaje largo. Así, hacer cruceros en verano es la mejor alternativa cuando se trata de hacerlos en familia y viajar todos juntos.



Source link

Share This Post

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Lost Password

Register

Ir a la barra de herramientas